21.2.12

59.




Erase una vez un jersey de punto verde pistacho que llevaba tiempo relegado en un cajón con la excusa de que su medida ya no era la adecuada. Una tarde de febrero, este jersey decidió cortar con todo, hacer un cambio radical y empezar una nueva etapa, reconvirtiéndose en un cuello mullidito y unas manoplas a todo color.


Y volvió a salir a la calle. Y aún le queda bastante invierno por disfrutar.



6 comentarios:

  1. Qué buen cambio! debería animarme y reciclar alguno de los sweaters que tengo guardados y que no voy a volver a usar.
    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate,es una forma sencilla de estrenar algo!

      Eliminar
  2. Si parecen hechas por auténticos profesionales de Bangladesh para H&M signature!

    ResponderEliminar
  3. Ay, que yo pensaba que era la única chalada que anda cortando jerseys para reutilizarlos... Pero es un poquito difícil coser el punto ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que no me resultó nada complicado, la máquina lo cogía bastante bien,supongo que tuve suerte!

      Eliminar
  4. Qué maravilla- Eres una artistaza, pequeña
    Marulia

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!

ga('send', 'pageview');