14.9.11

13.

Mi entrada de hoy va otra vez sobre bicis y es crítica. Constructiva, eso sí.

No puedo entender que en Madrid, en sitios públicos con una alta afluencia de público no haya habilitado un espacio para estacionar bicicletas de una forma organizada.

Me ha tocado vivirlo en mis carnes en lugares tan dispares como la Biblioteca Nacional en Recoletos o la Delegación de Hacienda en Guzmán El Bueno. Te hacen dejarla fuera, en la calle, a pesar de que en ambos edificios tienen un espacio de acceso medianamente amplio antes de acceder al interior. Es un claro reflejo de la filosofía de urbanismo y movilidad de la ciudad.

Facilitar la vida al bicicletero urbano mejorando este simple detalle es de lo más sencillo y creo que no puede suponer una inversión desorbitada, ¿no?

La foto, obviamente, no está hecha en Madrid.





1 comentario:

  1. ¡plas! ¡plas! ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡plaaaas!
    Soy bicicletera

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!

ga('send', 'pageview');