19.3.13

93.

Los días se han alargado hasta el infinito pero al mismo tiempo pasan volando. Las nuevas rutinas los han convertido en un bucle, pero cada minuto aprendes algo nuevo y descubres una nueva sensación.

Todo comenzó hace algo más de nueve meses, justo cuando estaba a punto de emprender un viaje, quizá como metáfora del verdadero viaje que estaba empezando en ese momento. Desde entonces, vaivenes interiores y exteriores me han acompañado hasta que hace un par de semanas por fin llegó el nuevo motor que mueve mi día a día.

Quizá ahora en un tiempo no tenga mucha oportunidad de escribir por aquí, ni de ir a exposiciones, ni de tejer o dibujar, ni de pasear sin rumbo, ni de vaguear...pero a buen seguro que estaré viviendo mucho y de forma muy concentrada.


Por cierto, hoy es San José. Y esto va en homenaje al padre de la criatura, compañero infatigable de lo que nos traemos entre manos.

3 comentarios:

  1. What a beautiful post - and a lovely photo. Well done Nagore!

    ResponderEliminar
  2. Qué vértigo esa nueva vida tan intensa! Disfrútala y ya nos contarás alguna de tus experiencias...

    ResponderEliminar
  3. Felicidades y encuentra un ratito para el blog.
    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!

ga('send', 'pageview');